Blog | Century 21 Chile

Los mejores consejos para vender propiedades, tendencias y todo lo relacionado al mercado inmobiliario.

Persuasión: El Arte de convencer y cómo aplicarlo en el mercado inmobiliario

Publicado por CENTURY 21 Chile el Oct 8, 2021 3:43:54 PM

shutterstock_1185762451-1Cuando intentamos convencer a alguien para que acepte una propuesta o tome una determinada decisión, estamos usando la persuasión. Una habilidad social que tiene muchas variables que van de lo racional a lo emocional y más allá del beneficio propio.

Una persona persuasiva tiene argumentos con base e intenta conectar emocionalmente con las personas que trata, y para eso debe desarrollar su inteligencia emocional.

En los negocios y en el trabajo es muy importante ser persuasivo ya que, en el proceso de tomar decisiones, hay dos componentes influyendo en todo momento: El racional y la emoción.

Cuando eres capaz de identificar y manejar tus emociones, es mucho más fácil también hacerlo con quién tienes por delante. Conseguir que tu contraparte conecte con un estado emocional similar al tuyo, hace que se abra a escuchar tus argumentos de contenido más racional. Es muy importante en todo el proceso usar un lenguaje adecuado para tu interlocutor.

Junto con la conexión de las emociones y una buena expresión oral o escrita, la persona persuasiva debe contar con cierta credibilidad en su historial. Esto lo avala su experiencia y los comentarios de sus pares y asociados. Si eres una persona honesta, confiable y constante, tendrás más posibilidades de persuadir.

¿Cómo se utiliza la persuasión en el negocio de corretaje de propiedades?

La persuasión dentro de este rubro como de cualquier otro, busca a través del arte de convencer a las personas que hagan las cosas que están fuera de su pensamiento o foco inicial de interés. Esto se consigue analizando los beneficios que pueden obtener con una decisión y proponiendo alternativas que puedan tener mayores beneficios.

Es una herramienta que bien utilizada, nunca debe ir en contra de los intereses de los demás. Por el contrario, un proceso ético de persuasión debe dejar muy satisfecho y agradecido al cliente después de la toma de decisión a que lo hemos persuadido.

Contexto y momento de la persuasión

Es muy importante usar esta habilidad social con personas que estén en algún grado dispuestas a ser persuadidos. Esto hace aconsejable identificar hasta qué punto nuestro cliente está dispuesto a, para enfocar los esfuerzos en ello o reconocer cuando estamos frente a una actitud cerrada. Identificando oportunidades y con buena información de mercado, podemos desarrollar argumentos mucho más persuasivos.

La persuasión debe ser interactiva y flexible

La persuasión es interactiva y busca satisfacer las necesidades de ambas partes con el principio de la flexibilidad.

Un ejemplo: Un/a asesor inmobiliario tiene aprehensiones respecto al mal estado de una vivienda. Aunque se las hace al propietario no consigue persuadirlo para mejorarla. El asesor/a será flexible y esperará a que luego de mostrar la propiedad a varios prospectos, estos le den la razón. Con la prueba a su favor, debería volver e insistir en el punto inicial, advirtiendo también que el estado actual de la vivienda atenta contra su precio y el tiempo que se demorará su venta.

Como ves, una serie de factores emocionales y racionales están dentro del arte de la persuasión. Te invitamos a identificar cómo puedes ser una persona más persuasiva, para que el arte de convencer no solo juegue a favor de tu desempeño laboral, sino también en tu vida diaria.

Topics: Noticias

Deje un comentario